Connect with us

Noticias en Español

Nueve íconos LGBTI+ del deporte panamericano

Ninguno de estos atletas son cubanos

Published

on

(Illustration by Wimar Verdecia/Tremenda Nota)

Nota del editor: Tremenda Nota es el medio socio del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 26 de julio.

“Salir del clóset” en el mundo deportivo sigue siendo un paso muy difícil para los atletas LGBTI+. Si eres un atleta de alto rendimiento, con los focos sobre ti, la tensión se multiplica. El deporte es un reducto de homofobia aún en la actualidad: muchos atletas que se reconocen públicamente como gay o lesbiana pierden patrocinadores, seguidores o reconocimiento en los medios de comunicación. No obstante, hay algunos referentes de la comunidad LGBTI+ en Latinoamérica que pasaron por alto los tabúes de un espacio.

Más de 40 deportistas que participaron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 habían asumido abiertamente su orientación sexual. Los casos de atletas que se reconocen LGBTI+ son numerosos en las Américas.

En Cuba, por su parte, no existe ningún referente: Ningún atleta, hombre o mujer, ha salido del clóset.

Sin embargo, en 2012, durante la V Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, el lanzador cienfueguero Yosvany Pérez Ruiz, conocido como “el zurdo de oro de Constancia”, contaba una perogrullada: En el deporte cubano había, por supuesto, homosexuales. “Conozco muchos atletas en mi deporte, el béisbol, que tienen inclinación por personas del mismo sexo, pero no lo demuestran. En el deporte no se admite, dentro de los mismos atletas, ese ambiente que a veces no está acorde con un juego de béisbol, o cualquier otro deporte”, dijo.

Nadie sabe cuántos años más serán necesarios para que los deportistas LGBTI+ cubanos salgan del clóset y reconozcan su orientación sexual sin tapujos o miedo a las consecuencias. 

Por ahora, Tremenda Nota solo enumera a nueve íconos LGBTI+ del deporte panamericano.

1-Megan Rapinoe: La capitana del seleccionado campeón mundial de fútbol femenino se ha convertido en ícono de la comunidad LGBTI+ tras entablar batallas verbales fuera de la cancha con el presidente de su país, Donald Trump. Rapinoe, activista feminista y luchadora por la igualdad salarial en el deporte para mujeres, recientemente criticó de manera directa al mandatario norteamericano: “Usted me excluye a mí, excluye a las personas que se parecen a mí”.

2-Orlando Cruz: Este boricua apodado “el fenómeno” fue el primer boxeador en activo en declararse gay. Representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 como amateur y luego se convirtió al profesionalismo donde tiene balance positivo de 25 victorias (13 por nocaut) y solo una derrota. En 2016 resultó el primer boxeador abiertamente homosexual en coronarse campeón del mundo en el deporte de los puños. Ha reconocido varias que finalmente no vive una doble vida y es feliz.

3-Marta Vieira da Silva: Esta brasileña, elegida seis veces por la FIFA como la Mejor Futbolista del Mundo, es un orgullo nacional, tanto que es la única mujer que tiene las huellas de sus pies impresas en el mítico estadio Maracaná. “La Reina”, como le llaman, también se convirtió en la futbolista (incluidos hombres y mujeres) que más goles ha marcado en lides mundiales. 

4-Robbie Rogers: Fue el primer jugador abiertamente gay en la Major League Soccer de los Estados Unidos. En 2008 ganó la MLS con el Columbus Crew. En 2013, después de pasar al Leeds United, Robbie reveló su orientación sexual y anunció su retiro. Afortunadamente, gracias al apoyo, regresó al LA Galaxy de la MLS. Al retirarse había comentado: “El haber tenido la oportunidad de ganar una Copa MLS en mi ciudad natal, con mi club natal, como un hombre abiertamente gay, será algo que llevaré conmigo por el resto de mi vida”.

5-Michael Sam: Actual jugador de los Montreal Alouettes, de la Liga Canadiense de fútbol americano. Es un tejano que rompió con el tabú de ser gay en el deporte “más viril” de Norteamérica. En febrero de 2013 este defensa salió del closet y dos años después le pidió matrimonio a su novio en ¡el Vaticano! Su carrera no se vio opacada: en 2014 los San Luis Rams lo escogieron en un sorteo de la NFL.

6-Larissa Franca: Campeona mundial de vóley de playa en 2011. Esta brasileña también se ha coronado dos veces en los Juegos Panamericanos (2007 y 2011) junto a su dupla Juliana Silva. En los Olímpicos de Londres 2012 conquistó el bronce. Un año después se casaba en una ceremonia pública con otra jugadora de voleibol, Liliane Maestrini.

7- Yulimar Rojas: Bicampeona mundial de atletismo en el triple salto. La subcampeona olímpica venezolana de Río de Janeiro, reconocida como atleta revelación en varios torneos, lleva años de relación con una joven venezolana con la que muestra su amor sin tapujos en las redes sociales. Hace pocas semanas confirmó su participación en los XVVIII Juegos Panamericanos de Lima 2019: “Voy a estar en Lima y quiero la medalla de oro”.

8- Macarena (Maca) Sánchez: Esta futbolista argentina lideró en su país una campaña por profesionalizar el fútbol femenino y terminó siendo contratada por un club legendario, el San Lorenzo. Es una reconocida activista LGBTI+ y feminista que se ha declarado varias veces a favor del aborto legal en su país.

9- Seimone Augustus: La alero norteamericana ha sido cuatro veces “Todos Estrellas” de la Liga de Básquet de Estados Unidos, y es triple monarca olímpica (Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016). Seimone, que milita actualmente en el Minnesota Lynx, está casada desde 2015 con LaTaya Varner y continúa siendo una de las jugadoras invaluables del seleccionado femenino de baloncesto.

Advertisement
FUND LGBTQ JOURNALISM
SIGN UP FOR E-BLAST

Noticias en Español

Se hunde el proyecto de ley que prohibiría las terapias de conversión en Colombia

La OMS en 1990 dejó de considerar a la homosexualidad como una enfermedad

Published

on

El Congreso de Colombia (Foto de Michael K. Lavers por el Washington Blade)

OrgulloLGBT.co es el socio mediático del Washington Blade en Colombia. Esta nota salió en su sitio web.

Por temas de trámite se hunde en la comisión primera del Senado el proyecto de ley que buscaba prohibir las mal llamadas “terapias de conversión” en Colombia.

Los conocidos técnicamente como “ECOSIG” son los tratamientos que mediante tortura física o influencia psicológica o religiosa buscan “corregir” la orientación sexual e identidad de género de las personas diversas.

A pesar que estaba en el orden del día de 11 y 12 de junio en la comisión primera del Congreso de Colombia, los legisladores no abordaron la discusión dejando pendiente este punto que por términos de tiempo en trámites deberá volver a ser presentada. Se necesitaban dos debates más para lograr que se hiciera realidad el anhelo de una legislación que prohíba esas prácticas de tortura en el país.

Es importante recordar que el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud dejó de considerar a la homosexualidad como una enfermedad, retirándola del libro de enfermedades psiquiátricas; por tanto ningún profesional de la salud física o mental debería prestarse para tratamientos que “corrijan” la homosexualidad. 

NADA QUE CURAR No es terapia … es tortura!

Continue Reading

Noticias en Español

Se conmemoran el día contra la LGBTQfobia en El Salvador

Directora de ASPIDH nota violaciones de derechos humanos en el país

Published

on

(Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade)

SAN SALVADOR, El Salvador — Como en muchas partes del mundo, el 17 de mayo en El Salvador se conmemora el día internacional contra toda forma de discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género, ya que desde 1990 la Organización Mundial de la Salud sacó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. 

En ese concepto, diversas organizaciones LGBTQ coordinan en esta fecha, todo tipo de acciones para denunciar la discriminación, violencia y hostigamiento del que son víctimas las personas LGBTQ.

La Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano organizó una conferencia de prensa para presentar su posicionamiento, un conversatorio denominado “Gobierno vrs. Democracia inclusiva” para discutir sobre la realidad salvadoreña y un plantón a las afueras de un centro comercial populoso, para alzar la voz ante sus demandas al Estado salvadoreño. 

En cada acto dejar claro entre sus palabras que no se reconocen muchos derechos a las personas LGBTQ, como contar con una ley de identidad de género que permita el cambio de nombre y género para personas trans, garantizando así el derecho a la identidad de cada persona, pues este es un derecho fundamental. 

Además, mencionaron que no se permite la libre expresión del género auto percibido en los centros escolares y esto lleva a una deserción escolar a temprana edad, dejando así a dichas poblaciones sin acceso a un trabajo formal con prestaciones sociales, dejando como única opción el trabajo sexual y el trabajo informal, de esta manera no se permite un desarrollo pleno y tampoco lograr tener una vejez digna, incrementando así la extrema pobreza y el alza de la migración en la población LGBTQ.

Hay muchas violaciones a los derechos humanos hacia la población LGBTQ de acuerdo con Mónica Hernández, directora de ASPIDH. 

“Antes del régimen de excepción había extorsión por los miembros de pandillas, ahora son los cuerpos uniformados, esos que deberían estar protegiendo la seguridad de nuestras poblaciones, ellos son ahora los principales ‘violentadores’ de derechos con el permiso del Estado”, ella aseguró.

Entre las exigencias que externaban estaba por ello, la aprobación de una Ley de Identidad de Género para personas trans, según los estándares internacionales emitidos en la opinión consultiva 24/7, el cual también fue un mandato de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a la Asamblea Legislativa en El Salvador hace más de un año. 

Para Hernández, el hecho de que el Estado no vele por hacer cumplir los derechos de toda la población por igual tiene que ver con que no se pueda contar con dicha ley. 

“Hace falta llegar a la población en general, eso debería de ser acompañado por parte del Estado a través de campañas publicitarias donde se inste a respetar los derechos humanos de todas las poblaciones. Si esto existiera la población entendiera que mi identidad y expresión de género necesitan tener un documento de identificación que vaya acorde con mi con mi identidad y mi expresión de género auto percibida”, aclara al Washington Blade Hernández. 

De acuerdo con la organización, el Estado Salvadoreño, está tratando de invisibilizar a la población LGBTQ en todo aspecto, otro ejemplo es en el Censo de Población y Vivienda de El Salvador 2024, dirigido por el Banco Central de Reserva que comenzó el 2 de mayo, en el cual no hay ningún apartado que hable sobre orientaciones sexual, identidades o expresiones de género. 

“En el censo, solo está siendo tomado en cuenta el sexo asignado al nacer, hay en cencistas que específicamente dice cuál es su sexo cuando nació, no hay una tercera casilla, ahora se ha invisibilizado totalmente, o sea, no vamos a poder tener acceso a información pública que diga cuánta población LGBT hay actualmente”, expresó Fátima Ortiz, abogada de ASPIDH. 

También exigen acceso a una salud integral, gratuita y universal para poblaciones clave, aclarando que esto es parte de lo que se retrocedió con el gobierno actual en el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación. 

“Las organizaciones de sociedad civil teníamos trabajo avanzado, había un acuerdo con el Ministerio de Salud. Había un formulario para hacer una prueba de VIH donde se mencionaba explícitamente la orientación sexual, la identidad y la expresión de género de las personas, esos son datos súper importantes para el Estado que ahora ya no van a tener”, menciona Hernández. 

Agrega que el Estado debe iniciar una lucha contra toda forma de discriminación hace la población LGBTQ, apostarle a la formación educativa para las mismas y la reinserción social y laboral. Sin olvidar el visibilizar los casos de violaciones de derechos humanos a dicha población. 

ASPIDH hace un llamado a la ciudadanía para que se unan a la movilización solidaria e incidencia política para el respeto y reconocimiento de los derechos humanos de la población LGBTQ.

Continue Reading

Noticias en Español

Juez colombiano suspendido por 15 años por negarse a casar a pareja del mismo sexo

Fue condenado ‘por desatender sus deberes y vulnerar el derecho de acceso a la justicia’

Published

on

(Foto de Bigstock)

OrgulloLGBT.co es el socio mediático del Washington Blade en Colombia. Esta nota salió en su sitio web.

La Comisión Nacional de Disciplina Judicial en su sesión del 10 de abril de 2024, ha confirmado una sanción ejemplar contra el Juez Décimo Civil Municipal de Cartagena, Ramiro Flórez Torres, quien se negó a casar a una pareja del mismo sexo, vulnerando así su derecho al acceso a la justicia. Este caso, que tuvo lugar en agosto de 2020, ha generado gran controversia debido a la firme postura del juez, quien priorizó sus creencias religiosas por encima de las leyes que respaldan estas uniones civiles.

Al recibir la solicitud de la pareja, Flórez Torres expresó abiertamente su desacuerdo, argumentando que el matrimonio entre personas del mismo sexo contradecía sus principios morales cristianos. 

“Ello contraría mi moral cristiana, va en contra de mis principios esenciales, y cuando exista conflicto entre lo que dice la ley humana y lo que dice la ley de Dios, yo prefiero la ley de Dios, porque prefiero agradar primero a mi Señor Dios todopoderoso, antes que al ser humano”, dijo el juez Flórez Torres en su momento.

Esta negativa inicial no disuadió a la pareja, quienes recurrieron a otras instancias y finalmente lograron celebrar su matrimonio en 2021.

El caso ante la justicia disciplinaria:

Por su parte, la Comisión Seccional Disciplinaria de Bolívar profirió pliego de cargos contra el Juez el 27 de marzo de 2023 por desatender el deber consagrado en el numeral 10 del artículo 153 de la Ley 270 de 1996, en concordancia con el artículo 230 de la Constitución, que le imponía aplicar los precedentes de la Corte Constitucional en materia de matrimonio igualitario, incurriendo en falta grave a título de dolo.

Las palabras del juez, que afirmó que su actitud no era discriminación sino una comprensión de las normas divinas, evidencian un conflicto entre la fe personal y el deber público. Sin embargo, las autoridades disciplinarias han sido claras en su dictamen: Flórez Torres enfrenta una inhabilitación de 15 años para ejercer cargos públicos debido a su falta grave de cumplimiento de deberes, según lo estipulado por la Ley 270 de 1996 y la Constitución.

Este caso no solo pone en relieve la importancia de separar las convicciones personales de la labor pública, sino que también resalta la necesidad de respetar y proteger los derechos de la comunidad LGBTIQ+. La resolución de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial es un paso significativo hacia la garantía de una ciudadanía plena para todas las personas en Colombia, independientemente de su orientación sexual o identidad de género. Es crucial que este tipo de decisiones no solo sancionen la conducta individual, sino que también sirvan como recordatorio de los valores de igualdad y no discriminación que deben prevalecer en una sociedad justa y equitativa.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Sign Up for Weekly E-Blast

Follow Us @washblade

Advertisement

Popular