April 17, 2020 at 2:29 pm EDT | by Yariel Valdés González
Diseñador de modas en Miami hace mascarillas contra el coronavirus
Alberto Ravelo (Foto cortesía de Alberto Ravelo)

MIAMI — Ante la creciente demanda de mascarillas por la actual pandemia de coronavirus, el diseñador de modas de origen cubano Alberto Ravelo decidió hacer su aporte al confeccionar este vital utensilio que, además de proteger contra el virus, resulta una prenda de diseño atractiva y única.

“Me motivé a confeccionarlas”, dice Ravelo en exclusiva con el Washington Blade. “Por la responsabilidad social que tenemos todos de parar esta crisis; por la escasez de máscaras que existe en este momento y para educar a la sociedad a protegerse con los recursos que tenemos a nuestro alcance”.

Es esta la primera vez que el diseñador residente en Miami se lanza a la confección de este producto y para ello ha desarrollado varios patrones con diferentes estilos, algunos más complicados y otros más sencillos, pero todos igual en efectividad, aclara.

“Las máscaras las hago en casa con materiales que me han donado ciertas personas como sábanas, camisetas y tela. Las donaciones vienen lavadas y en casa las manipulo con higiene sobre superficies que están limpias y lavándome las manos constantemente. Pero recomiendo a las personas que las reciban lavarlas antes de usarlas”.

Son precisamente las mascarillas de tela, confeccionadas con artículos del hogar o hechas en casa a partir de materiales comunes de bajo costo, las recomendadas por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la institución líder en la batalla contra el coronavirus en Estados Unidos, para evitar la propagación de este virus. 

Las mascarillas quirúrgicas y mascarillas de respiración N-95, que actualmente muchas personas utilizan, son suministros críticos que se deben continuar reservando para los trabajadores de la salud y otros miembros del personal médico de respuesta a emergencias, como lo recomienda la guía actual de los CDC.

Ravelo utiliza tejidos sintéticos y naturales como poliéster y algodón para su producción.  

“Las que estoy confeccionando son con bolsillo para poder reemplazar el filtro, que puede ser de diferentes materiales. A pesar de que la tela está doble, se requiere de un filtro para que las máscaras sean más eficaces. También estoy utilizando telas más elegantes para embellecerlas y que se conviertan en un artículo de moda. He creado un diseño donde cada cual puede dibujar o poner el mensaje que desee, convirtiendo las máscaras en un medio de expresión social”, añade.

(Foto cortesía de Alberto Ravelo)

Inicialmente Ravelo comenzó esta iniciativa para ayudar a A Zero Waste Culture, una organización sin fines de lucro que promueve la lucha contra el cambio climático y que pretende donar los nasobucos. El diseñador, asimismo, recibirá encargos a través de su página de Facebook y su cuenta de Instagram. Los clientes podrán escoger su diseño y materiales.

Según Ravelo, sus máscaras pretenden “educar, sensibilizar y agradar. Los precios son módicos y sin intenciones de lucro. Estos momentos son difíciles y todo lo que pueda ayudar a sentirnos mejor nos hará el proceso más agradable”.

Alberto Ravelo acumula 18 años de experiencia en la industria de la moda como director creativo, creador de patrones, en la confección de ropa, así como en el diseño textil estampado, diseño gráfico, el bordado y otras técnicas. Es diseñador en Fashionite, una empresa de confecciones femeninas en Nueva Delhi y en Caravana, una marca de estilo de vida artesanal que conserva las antiguas técnicas artesanales de México. 

Colabora además como asistente de diseño en la marca Ramona La Rue, de Miami y es Profesor adjunto del Miami Fashion Institute del Miami Dade College desde 2016 y hasta la fecha. En la actualidad trabaja de forma independiente.  

Sacando tajada de la tragedia 

Varias casas de moda como Off-White, Louis Vuitton, Gucci, Futurewear, Fendi o Antisocial Club han sido fuertemente criticadas por aprovecharse de esta crisis mundial de salud para sacar tajada económica de la tragedia y vender nasobucos a precios exorbitantes. Pese a esto, los portales webs de todas estas marcas no poseen ejemplares disponibles. 

Off-White, la marca urbana más potente del momento, vende varios modelos, algunos con la palabra “mask” (máscara) y otros con su logo en grande por un valor de 70 euros. En San Francisco, la diseñadora Danielle Baskin creó una mascarilla personalizada, que incluye una fotografía impresa de esa misma parte del rostro y que asciende a un valor de 40 dólares.

Louis Vuitton lanzó al mercado su diseño por 85 dólares, una mascarilla en la cual puede observarse el logo de la firma francesa en el centro y con el diseño monogram que le caracteriza. Una de las más firmas que más polémica ha creado ha sido la casa italiana Fendi, que por casi 200 euros, han puesto en venta mascarillas igualmente decoradas con su logo.

Por otra parte, la celebridad LGBTQ Ellen Degeneres igualmente lanzó una mascarilla en su tienda virtual, decorada con su famosa frase “Se amable” (“Be Kind”) por un precio mucho más razonable: 10 dólares. La marca aclara que todos los ingresos serán donados al Fondo de Alimentos de Estados Unidos.

Desde hace ya algunos años, los cubrebocas formaban parte del guardarropa de algunos famosos como Madonna, Justin Bieber, Rosalía, Bad Bunny y más recientemente Billie Eilish, una de las primeras cantantes que se preocupó por el contagio del coronavirus. La novel artista estadounidense exhibió una mascarilla Gucci en la entrega de los Premios Grammy de este año, lo cual aumentó la demanda por los cubrebocas un 42 por ciento a sólo 24 horas de que la intérprete posara con una en la alfombra roja.

Precisamente la firma italiana Gucci es una de las firmas más reconocidas del mundo de la moda que ha incluido en sus pasarelas modelos con todo tipo de artilugios en el rostro, desde pasamontañas hasta mascarillas con con una incisión en la boca, como pudo apreciarse en la colección otoño-invierno de 2018-2019.   

Según Lyst, una plataforma de artículos de moda, la búsqueda de máscaras protectoras para la boca de diseñadores ha aumentado un 147 por ciento desde el mes de enero. Off-White por Virgel Abloh lidera las búsquedas de máscaras con un 334 por ciento. Le sigue A Bathing Ape con 167 por ciento, Nike con 60 por ciento, Louis Vuitton con 24 por ciento y Marcelo Burlon con 10 por ciento.

Las mascarillas de Alberto Ravelo (Foto cortesía de Alberto Ravelo)
Comments are closed
© Copyright Brown, Naff, Pitts Omnimedia, Inc. 2020. All rights reserved.