February 12, 2021 at 12:45 pm EST | by Estuardo Cifuentes
El MPP y la comunidad LGBTQ+
Un campamiento de refugiados en Matamoros, México, el 14 de enero de 2020. (Foto de Michael K. Lavers por el Washington Blade)

Desde hace un poco mas de 18 meses debido a las políticas antiinmigrantes del expresidente Donald Trump, me encuentro en Matamoros, Tamaulipas, México, bajo el mal llamado Protocolo de Protección a Migrantes (MPP por sus siglas en ingles), esperando por tener un proceso justo para mi solicitud de asilo político ya que por pertenecer a un grupo social en específico fui atacado por las fuerzas policiales de mi país Guatemala, mismos que se suponen deben velar por mi seguridad e integridad.

El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos ha emitido comunicados oficiales pidiéndole a sus ciudadanos que no viajen al estado de Tamaulipas por … “Delitos y secuestros, la actividad del crimen organizado, incluidos tiroteos, asesinatos, robos a mano armada, robo de vehículos, secuestros, desapariciones forzadas, extorsión y agresión sexual es común a lo largo de la frontera.”

Y puedo afirmar por experiencia propia que todo lo que dicen es completamente verídico y lo he vivido bajo un programa creado, aprobado y ejecutado por la administración Trump; programa que se supone fue creado para brindarme protección como persona migrante solicitante de asilo en los Estados Unidos.

A todo esto, le agregamos la discriminación, homofobia y xenofobia que he vivido durante este tiempo en México por ser miembro de la comunidad LGBTQ+, ha hecho del proceso algo peligroso, deprimente, denigrante, que incluso ha puesto mi vida en peligro y al día de hoy aún no termina.

Afortunadamente en medio de todo esto mientras yo sigo a la espera, en los Estados Unidos se realizo un proceso de elecciones presidenciales con precedentes históricos, el pueblo de los Estados Unidos peleo una dura batalla política en contra del expresidente Trump la cual finaliza como una luz para las distintas comunidades migrantes, que después de muchos años van a tender la oportunidad de procesos justos y con beneficios.

La victoria de Joe Biden revive la esperanza y la fe en mi y en los solicitantes de asilo latinxs, negros e indígenas de la comunidad LGBTQ+.

Después de recibir golpe tras golpe, primero en mi país, el difícil camino para cruzar México, el tener que estar siete días en un centro de detención en Estados Unidos, recibiendo tratos humillantes sin acceso a necesidades básicas como tomar una ducha o cepillarme los dientes durante todo el tiempo en detención, el haber sido devuelto a México sin ningún tipo de asesoría sobre el proceso, tener que luchar por mi vida contra los carteles del narcotráfico y los grupos delictivos organizados, creí que todo esto no tendría una solución favorable, hoy 18 meses después la fe y la esperanza renacen con el cambio de administración. El presidente Biden en menos de 30 días ha realizado cambios y firmado ordenes administrativas en beneficio de la comunidad migrante y de la comunidad LGBTQ+ lo cual ha hecho que ese sueño de libertad renazca en mí y en los que nos encontramos a la espera de nuestro proceso de asilo.

Sabemos perfectamente que estos cambios no podrán realizarse de la noche a la mañana, sabemos que se debe de crear y aprobar un proceso para que las solicitudes de asilo de las personas ingresadas al Protocolo de Protección al Migrante (MPP), puedan tener un seguimiento justo y humanitario; y aunque la duda, la desesperación y la incertidumbre sean algunos de los sentimientos que nos gobiernan en estos momentos sabemos que la administración actual del presidente Biden se encuentra trabajando para reparar el daño ocasionado por Donald Trump.

No me queda más que esperar y creer que la próxima vez que cuente esta historia sea en los Estados Unidos, mientras me encuentro sanando las heridas físicas y mentales de la tortura que me encuentro viviendo bajo el Protocolo de “Protección” a Migrantes; compartiendo mi historia y luchando para evitar que esta historia se repita en generaciones futuras.

© Copyright Brown, Naff, Pitts Omnimedia, Inc. 2021. All rights reserved.