Connect with us

En Espanol

Las iglesias en Cuba están más preocupadas por la educación sexual que por el Código de las Familias

Los adventistas publicaron una carta dirigida al presidente

Published

on

Una iglesia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Santa Clara, Cuba. (Foto de Michael K. Lavers por el Washington Blade)

Tremenda Nota es el medio socio del Washington Blade. Esta nota salió en su sitio web el 16 de junio.

CÁRDENAS, Cuba — Una declaración oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día confirma que la preocupación de algunas iglesias cristianas contrarias a los derechos LGBTI+, está más motivada por el programa de educación sexual integral aprobado por el Ministerio de Educación (Mined) que por el Código de las Familias.

Los adventistas, en una carta pública dirigida al presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, manifestaron estar “preocupadas” por la Resolución No. 16/2021, aprobada por el Mined el pasado 26 de febrero con el propósito de establecer un programa educativo con enfoque de género que promueve la inclusión de personas LGBTI+, entre otros temas.

La declaración adventista, aunque dice estar en “desacuerdo” con “los ajustes que se quieren hacer al Código de Familia”, solicitó puntualmente al gobierno “no exponer a nuestros niños, niñas y adolescentes a la ideología de género en las escuelas”.

“Finalmente, en caso de implementarse el programa de ideología de género en nuestras escuelas que este sea opcional, ya que no existen escuelas cristianas”, insistieron los adventistas.

La resolución aprobada por el Mined declara: “El respeto a la diversidad sexual, como fundamento ético y de protección de los derechos de las personas y de rechazo a prácticas y comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos”.

La solicitud principal de la declaración adventista coincide con lo manifestado por otras denominaciones cristianas en sus recientes posiciones públicas. La Convención Bautista de Cuba Occidental, por ejemplo, también recomendó que la educación sexual sea ofrecida como una opción no obligatoria, bajo supervisión del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

“Sería doloroso que muchos ciudadanos dignos se vean en la disyuntiva de no llevar a sus hijos a la escuela (asumiendo las consecuencias de ese acto de desobediencia civil) o entregarlos mansamente al bombardeo sectario de una ideología que rechazamos”, dijeron los bautistas.

La Liga Evangélica de Cuba, en su declaración publicada este 10 de junio, enfatizó en que se garantice la libertad religiosa y expresó que personas LGBTI+ “tienen derecho a luchas por sus demandas y pedir igualdad ante la ley”.

Los adventistas, en la misma línea que los metodistas, quienes solicitaron al gobierno una Ley de Cultos que refuerce la libertad religiosa, dijeron en su carta que si las autoridades finalmente legislan a favor de la igualdad LGBTI+, también proteja a quienes defienden “el punto de vista contrario a la ideología de género”, para evitar que sean acusados de homofobia “por proclamar y vivir los principios bíblicos”.

Los metodistas advirtieron sobre el peligro de “criminalizar nuestra defensa del diseño original de la familia, el matrimonio y la identidad humana”.

Las últimas declaraciones de las iglesias cristianas parecen dar como un hecho inevitable que el Código de las Familias adoptará el matrimonio LGBTI+ y se han enfocado en defender el derecho de los cristianos a profesar la fe que deseen sin ser molestados y la facultad de los padres para elegir la educación de los hijos menores de edad.

La resolución del Mined que han criticado estas iglesias, ya está en vigor. El Código de las Familias, la ley que debe resolver si el matrimonio será un derecho de las parejas LGBTI+, será presentado al parlamento en julio próximo. Después de ser aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular, será sometido a referendo.

Continue Reading
Advertisement

En Espanol

Congreso Nacional de Chile deroga la última ley homofóbica vigente del país

Movilh celebró el voto histórico

Published

on

Asistentes a la última marcha del orgullo en Chile protestando por la derogación del artículo 365. (Foto de Gonzalo Velásquez)

Nota del editor: El Washington Blade ha publicado una versión de esta nota en inglés.

Durante la jornada del 2 de agosto, el Senado de Chile aprobó derogar el artículo 365 del Código Penal que diferenciaba la edad de consentimiento sexual entre parejas homosexuales y heterosexuales, igualandola sin discriminación.

Dicho artículo era la última ley homofóbica vigente en ese país, que en los últimos años ha aumentado en legislaciones y políticas públicas a favor de la población LGBTQ. En marzo de este año entró en vigencia el matrimonio igualitario con adopción incluida. 

Si bien el proyecto de ley iniciará un tercer trámite en la Cámara de Diputados, la derogación del artículo 365 ya es un hecho, según el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la principal organización LGBTQ en Chile, ya que  este avance había sido previamente aprobado en la Cámara de Diputados.  

El hecho calificado como “histórico” por el Movilh, que viene trabajando por su derogación desde 1999 porque “se trata de la eliminación de nuestro ordenamiento jurídico de la última ley explícitamente homofóbica vigente en Chile”, señaló la organización que asistió al Congreso Nacional para gestionar los respaldos a la iniciativa.

La organización por los derechos LGBTQ chilenos que gestionó los votos de senadores, sostuvo que con el proyecto “aprobado hoy en el Senado se terminará con el estigma que pesa sobre los jóvenes homosexuales, cuya orientación y prácticas sexuales son consideradas un delito pese a no existir abusos o atropellos de por medio contra terceras personas y pese a la ausencia de cualquier otro delito ya sancionado por nuestra legislación”.

El historico dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, precisó que “al eliminarse esta anacrónica norma,  la lucha por la igualdad LGBTIQA+ cierra un ciclo, donde ya nadie nunca más será sancionado por amar o desear alguien de su mismo sexo”.

“Lo cual a su vez se enmarca en otros derechos ya conquistados y que mediante leyes o políticas públicas prohíben o previenen la discriminación por orientación sexual o identidad de género. Hoy dimos un paso contundente y decisivo hacia la plena igualdad legal, un derecho ya garantizado en la Constitución, pero que históricamente ha sido tan esquivo para las personas LGBTIQA+”, subrayó Jiménez, quién trabajó por más de 20 años para lograr la eliminación de la norma.

En 2016, y en el marco de un Acuerdo de Solución Amistosa que el Estado y el Movilh firmaron ante la Comisión Interamericana de DDHH, Chile se comprometió a derogar el artículo 365 del Código Penal.

Continue Reading

En Espanol

Diputada peruana y su esposa demandarán al Estado de Perú por negarse a reconocer su matrimonio

Susel Paredes se casó con Gracia Aljovín en Miami

Published

on

Susel Paredes y Gracia Aljovín durante una entrevista en televisión peruana (Foto de Latina.pe/cortesía de Susel Paredes)

La diputada peruana del Partido Morado, Susel Paredes, y su esposa, Gracia Aljovín, anunciaron al Washington Blade que presentarán una demanda internacional contra el Estado de Perú por no reconocer su matrimonio celebrado en 2016 en Miami. 

La decisión la tomaron luego de un fallo del Tribunal Constitucional de ese país sudaméricano donde se les negó inscribir su vínculo legal en el extranjero. La pareja había presentado con anterioridad una solicitud para que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), que fue negado en una reciente y homofóbica sentencia. 

En el máximo tribunal judicial peruano rechazó reconocer el matrimonio de ambas mujeres con cuatro votos, mientras que otros dos jueces aprobaron. El fallo señaló que los “elementos esenciales” del matrimonio en el Perú son: “ser una unión voluntaria” y “ser celebrado entre varón y mujer”. Y que en consecuencia, “no puede reconocerse en el Perú un derecho adquirido en el extranjero que colisione con esta noción”. Además de argumentar que no pueden reproducirse. 

Algunas organizaciones calificaron el fallo como anti-LGBTQ porque además establece que “las uniones homosexuales no son matrimonios, por lo que no es discriminatorio no reconocerlas como tales” y que el TC no puede “introducir el matrimonio igualitario por la ventana porque esta es labor del legislador”. Al mismo tiempo, aclaró que si el Congreso quiere introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo en Perú, debe hacerlo mediante una reforma constitucional.

Paredes junto con lamentar la decisión del TC reconoció al Blade “fue una mala noticia que  yo ya esperaba. Sabíamos que esto iba a pasar porque no sólo soy activista y diputada, soy abogada, entonces sigo los criterios. Uno puede predecir lo que va a pasar con una sentencia cuando hay jueces predecibles. Estos jueces son predecibles”. 

“La verdad es que es indignante. Porque yo pago mis impuestos, vivo con mi compañera hace años, tenemos una familia. ¿Entonces, cómo es posible que nuestra familia sea negada en su existencia? porque nosotras existimos”, agregó Paredes desde su oficina parlamentaria.

La congresista dijo al Blade a través de una videollamada que “en primera instancia vamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La comisión debe evaluar si califica y si califica a favor nuestro va la corte y en la corte se vota y estoy seguro que vamos a ganar”. 

Perú es uno de los pocos países de Latinoamérica que no tiene ninguna legislación y derecho  a favor de las personas LGBTQ. Actualmente hay un proyecto de matrimonio igualitario durmiendo hace años en la Comisión de Justicia del Congreso nacional, presentado por el ex diputado gay, Alberto de Belaunde.

Paredes consultada por el Blade sobre si la sentencia del TC podría retrasar la aprobación del matrimonio igualitario en Perú, Paredes respondió que “sin duda alguna la derecha va a utilizar —el fallo—, y sus fundamentos, pero sus fundamentos son muy frágiles”. 

Similar opinión tiene De Belaunde. “El Congreso usará de excusa esta sentencia para no legislar sobre este tema. Si sienten mucha presión mediática, buscarán una suerte de unión civil patrimonial, donde no se reconozca la existencia de una familia sino solo de un patrimonio compartido. Figura absolutamente insuficiente, y que no será aceptada por las comunidades LGBT+ pues es casi un insulto a nuestros reclamos de ser reconocidos como ciudadanos plenos”, sinceró el ex congresista. 

Para él “la sentencia no solo busca negar el reconocimiento de derechos, busca hacer daño. Contra lo que ha dicho anteriormente el Tribunal Constitucional, se busca desprestigiar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos señalando que no debe cumplirse con sus opiniones consultivas”.

“Es una sentencia mediocre —desconoce conceptos básicos de derecho internacional privado— pero no por ello menos dañina”, sentenció De Belaunde al Blade. 

Ambos activistas coincidieron en que el Congreso peruano tiene poca voluntad política para tramitar el proyecto de ley. 

“Se han aprobado leyes que se han presentado muy posteriormente a la fecha en que fue presentada la ley del matrimonio, que ha sido en octubre del año pasado. Hay una voluntad política de impedir si quiere que se discuta”, enfatizó Paredes al Blade.

La directora ejecutiva de Presentes, Pía Bravo, una agrupación de defensa de derechos LGBTQ en Perú dijo al Blade que tenían expectativas con que el fallo pudiera consagrar el primer reconocimiento legal para LGBTQ. 

“El Tribunal Constitucional era una oportunidad que perdimos”, lamentó Bravo.

“Creo que es un retroceso bastante grande y es un retroceso que lamentablemente vamos a tener que seguir, que seguir enfrentando y viendo que otros caminos, que otras vías podemos encontrar para que finalmente se apruebe este derecho tan necesario”, sentenció la activista.

Continue Reading

En Espanol

Las personas no binarias existimos y resistimos

Diego De León vive en Honduras

Published

on

(Cortesía de Reportar sin Miedo)

Reportar sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta opinión escrita por Diego De León salió en su sitio web el 14 de julio.

TEGUCIGALPA, Honduras — Soy Diego De León, tengo 18 años y soy una persona trans, no binaria y hondureña.

Ser una persona no binaria en Honduras es vivir en una constante guerra contra esta sociedad patriarcal. 

El reconocerme y aceptarme como no binarie me ha traído burlas, acoso, rechazo, invalidación, agresiones verbales y físicas.

Todo esto me ha hecho resistir aún más y luchar en contra de esta sociedad patriarcal.

En Honduras, las personas no binarias (y LGBTIQA+) contamos con muy pocos espacios seguros, vivimos en la vulnerabilidad. 

La religión ha afectado grandemente en mi vida y en la vida de mis hermanes no binaries y LGBTIQA+, nos violenta y niega nuestros derechos humanos.

Una de mis mayores luchas es que el Estado reconozca mi existencia como persona no binaria, libre de estigma y discriminación. 

Al no contar con una ley de identidad de género, se me invalida constantemente y, por lo tanto, se niega mi propia existencia. 

Así como muches hermanes no binaries, queremos iniciar un tratamiento de reemplazo hormonal y este procedimiento se nos complica.

Las personas no binarias existimos y resistimos.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @washblade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]