Connect with us

News

‘La Biblia vuelve al Palacio’

Presidenta interina de Bolivia es antiaborto y anti-LGBTQ

Published

on

La presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez (Photo public domain)

LA PAZ, Bolivia — El primer acto público de Jeanine Áñez tras ser declarada presidenta interina de Bolivia fue llegar hasta el Palacio Quemado (la casa de gobierno boliviano) en La Paz levantando una Biblia. Al mismo tiempo que gritaba eufóricamente “la Biblia vuelve a Palacio”, luego de que los militares le entregaran la banda presidencial tras forzar la dimisión del expresidente Evo Morales, quién posteriormente recibió asilo político en México. “Gloria a Dios” le respondían sus seguidores mientras entraba al lugar.

“Esta Biblia es muy significativa para nosotros. Nuestra fuerza es Dios, el poder es Dios, que Dios nos bendiga queridos hermanos bolivianos”, aseguró más tarde Áñez desde un balcón del Palacio. 

La senadora opositora y segunda vicepresidenta del Senado asumió para sorpresa de muchos tras varias renuncias de políticos oficialistas en plena crisis política y social generada por los cuestionados comicios del 20 de octubre pasado. Áñez se ha perfilado como una de las políticas más conservadoras de Bolivia, en febrero de este año participó como exponente en el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia en Panamá y en diferentes ocasiones se ha mostrado como una férrea opositora a la población LGBTQ, migrantes, mujeres (en especial antiaborto) e indígenas de su país. 

Desde que se autoproclamó como jefa de Estado iniciaron protestas en para exigir su salida del poder. En todos los discursos que hasta ahora ha realizado la mandataria interina se hicieron referencias a la religión y en la posesión del nuevo gabinete ministerial nueve de las 11 nuevas autoridades hicieron la señal de la cruz con la mano derecha. Nada parecido al combativo puño izquierdo levantado que predominó entre los diferentes ministros y viceministros que acompañaron a Morales.

“Juran por Dios, por la patria y por la Constitución Política del Estado”, dijo la nueva presidenta en el momento de posesionar a sus colaboradores más próximos.

Posteriormente firmó un polémico decreto para frenar las protestas en su contra.

“El personal de las Fuerzas Armadas, que participe en los operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública, estará exento de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actúen en legítima defensa o Estado de necesidad”, señala el decreto 4078.

“Es un decreto supremo que exonera a todos los militares que en función de defensa del estado, así lo llaman, puedan asesinar a las personas, eso es una orden a matar, eso es dictadura, no hay otra figura al respecto”, explicó al Washington Blade, David Aruquipa, un histórico activista LGBTQ en Bolivia.


La medida alertó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenando “el uso desproporcionado de la fuerza militar y policial”.

“El Estado tiene el deber de respetar el derecho humano a la protesta pacífica”, indicó la entidad. Mientras que la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, señaló que “la represión puede recrudecer la situación”.



Bachelet aseveró a través de un comunicado que “urge a las autoridades a garantizar que las fuerzas de seguridad cumplan con las normas y estándares internacionales en materia de uso de la fuerza, así como a asegurar el derecho a la vida y a la integridad física de las personas que protestan”. 

Respecto al pronunciamiento de Bachelet, Aruquipa agregó que “esta señora Áñez con todo su gabinete está respaldado la violencia y las muertes. Todo esto ha generado una convulsión social, han cercado y bloqueado los caminos; las comunidades indígenas y los movimientos sociales están marchando en la ciudad de La Paz y el resto del país, esto va a desbordar en una situación que va a sumar más muertes de este gobierno de facto”.

Bolivia es uno de los pocos países del mundo que protege y sanciona la discriminación por orientación sexual e identidad de género en su Constitución. En octubre de 2011, mediante Decreto Supremo se declaró oficialmente la conmemoración del IDAHOBiT y en 2016 se promulgó una Ley de Identidad de Género que tuvo más de ocho años de debate legislativo y ejecutivo. Estos y otros avances corren peligro con Áñez en el poder. 

“Estoy semiclandestina esperando una solicitud de asilo político para salir del país, estoy con mis maletas listas para dejar con mucho dolor mi país. He sido amenazada de muerte”, confesó al Blade, Tamara Núñez del Prado, defensora de derechos humanos y activista trans del país latinoamericano. Núñez del Prado salió del closet cuando tenía 32 años mientras se desempeñaba como asesora de Teresa Morales, entonces ministra de Desarrollo y Economía en otra era de Morales.

La transición de Tamara Núñez del Prado al interior del gobierno de Evo Morales sirvió para sensibilizar a la clase política y sociedad boliviana. (Foto cedida al Washington Blade)

Núñez del Prado advirtió al Blade que “tenemos una presidenta que es parte de las plataformas que están a favor de la familia original, que está en contra de todas las políticas LGBTI, ella sostiene que existe una ideología de género, es antiaborto”.

“Inclusive dijo que iba a pedir la derogación de varias normativas que están en contra de Dios y claramente la ley de identidad de género es una de ellas”, subrayó Núñez del Prado.

Para Núñez del Prado en Bolivia hubo un golpe de estado “cuando los altos mandos policiales y militares le sugieren renunciar al Presidente, hay un vicio de nulidad que se llama violencia, los militares y policías no pueden deliberar ni debatir por ley. Entonces lo que hicieron fue intervenir en la política interna de Bolivia y tomar partido por un grupo”. 

“Si están quemando las casas de tus ministros, si están secuestrando a los familiares de tus ministros para poder desmovilizar y frenar al poder, significa que es un golpe de estado, porque el Evo les tuvo que decir renuncien para cuidar sus casas, sus vidas y sus familias, al dejarlo solo, eso se llama un golpe de estado”, aseguró al Blade. 

Rayza Torriani, excandidata a diputada y actual directora ejecutiva de gestión de proyectos para Trébol, una organización LGBTQ boliviana, comentó al Blade que “hoy podemos ir viendo con mucho miedo la situación política del país, porque está suscitando demasiada violencia, muerte, un gobierno interino que está gobernando con la primicia de la Biblia y la religión que la impone como primer eje puesto, eso nos puso en una situación de alarma porque sabemos que lamentablemente cuando se habla de religión, hablamos de retrocesos que derivan en violaciones a los derechos humanos, esta situación nos preocupa muchísimo”.

Rayza Torriani es una de las impulsoras de la Ley de Identidad de Género en su país. (Fotografía cedida al Blade)

Antes de que Áñez llegará a Palacio, Torriani había participado en las protestas que exigían la renuncia de Morales a la presidencia. Respecto a eso dijo al Blade que “yo salí a las calles a pedir la no reelección de el Evo, por la renovación de nuevos liderazgos para mi país, nunca pensé que esto terminaría con la Biblia gobernado Bolivia”. Torriani contó al Blade que “estoy esperando la confirmación de una reunión con la presidenta interina para dialogar con ella, pedir el cese de la violencia y educarla. Esa es mi forma de hacer activismo”.

Hasta el momento, ninguna organización LGBTQ de Bolivia se ha manifestado sobre la situación.

“Me preocupa que no haya un pronunciamiento público de las organizaciones y redes nacionales, las organizaciones articuladas deberían manifestarse sobre esta situation, entiendo que hay diferencias pero es importante dar una muestra sobre el impacto que está generando todo esto en los derechos nuestra población”, lamentó Aruquipa.

David Aruquipa conversó con el Washington Blade desde Colombia donde es encuentra participando de un encuentro que congregará a más de 300 activistas LGBTQ de América Latina y el Caribe. (Fotografía desde Bogotá)

“Es un momento para que el movimiento LGBTI se rearticule y nos repensemos como enfrentar esta situación, y no me cabe duda que tenemos las capacidades para hacerlo y así no permitir que la derecha fascista retome nuevamente el gobierno, porque lo que está pasando es una muestra de lo que puede pasar más adelante en las elecciones”, concluyó Aruquipa.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

National

Rachel Levine on becoming four-star admiral: ‘It comes from my desire to serve’

Trans official sworn-in to U.S. Public Health Service

Published

on

For Rachel Levine, the appointment to her new role as a four-star admiral complementing her existing duties as assistant secretary for health is another way for the first openly transgender Senate-confirmed presidential appointee to serve.

“I think that this just really comes from my desire to serve in all capacities,” Levine said in an interview Tuesday with the Washington Blade. “To serve the first day in my field of academic medicine and pediatrics, but then in Pennsylvania and now in the federal government, and it furthers my ability to do that.”

Levine, 63, also recognized the importance of the appointment as a transgender person within the National Oceanic & Atmospheric Administration Commissioned Officer Corps, for which she was ceremonially sworn in on Tuesday within the U.S. Public Health Service.

“I think for the LGBTQ+ community, it is a further sign of progress and our president’s commitment to equity, to inclusion and diversity,” Levine said. “So I think that it is a very important milestone, and I’m pleased to serve.”

As part of her duties, Levine will lead an estimated 6,000 public health service officers serving vulnerable populations, including deployments inside and outside the country for communities beleaguered with the coronavirus, according to the Department of Health & Human Services. The role involves working closely with U.S. Surgeon General Vivek Murphy, whom Levine called her “friend and colleague.”

The U.S. Public Health Service, Levine said, has deployed “many, many times,” including its greatest number ever of deployments to vulnerable populations during the coronavirus pandemic. Among the places the service has deployed, Levine said, was in her home state of Pennsylvania, where she recently served as secretary of health.

Not only is Levine the first openly transgender person to serve in the uniformed health service as a four-star general, but she’s also the first woman to serve in that capacity.

“We have 6,000 dedicated committed public servants really all focused on our nation’s health, and they serve in details to the CDC and the FDA and the NIH, but also clinically with the Indian Health Service, and the federal prison system,” Levine said. “They’re also detailed and deployed throughout the country, and they deployed like never before for COVID-19 as well as the border, as well as dealing with floods and hurricanes and tornadoes.”

Although the Public Health Service is primarily focused on addressing public health disasters within the United States, Levine said it has a record of deployments overseas, including years ago when it was deployed to Africa under the threat of Ebola.

Secretary of Health & Human Services Xavier Becerra had high praise for Levine in a statement upon news of taking on a leadership position in the service.

“This is a proud moment for us at HHS,” Becerra said. “Adm. Levine — a highly accomplished pediatrician who helps drive our agency’s agenda to boost health access and equity and to strengthen behavioral health — is a cherished and critical partner in our work to build a healthier America.”

Levine, however, was careful to draw a distinction between her appointment within the National Oceanic & Atmospheric Administration Commissioned Officer Corps and being a service member within the U.S. armed forces.

“It is not a military branch, it’s not the armed forces: It’s a uniformed force, so it’s different,” Levine said. “For example, the Army, the Navy, our military, there are two other uniformed branches, and that is ours, the United States Public Health Service Commissioned Corps and NOAA.”

The new role, Levine said, would complement her duties as assistant secretary for health. Although not only secretaries of health have been commissioned to take the uniform, Levine said she wanted to undertake that as part of her role in the Biden administration.

The two appointments were not simultaneous, Levine said, because of a general process she undertook, which was completed just this week.

It hasn’t been an easy road for Levine. During her Senate confirmation process, when she was hounded by anti-transgender attacks in conservative media and rude, invasive questioning by Sen. Rand Paul (R-Ky.) on her gender identity.

Levine, however, said she hasn’t encountered any hostility regarding her new role (as of now) and shrugged off any potential attacks in the future and said the move is about her career “to serve and to help people.”

“I’ve continued that for our nation as the assistant secretary for health and this is just a further demonstration of my commitment to service,” Levine said. “I don’t know what others will say, but that’s the genesis of my wanting to serve in the United States Public Health Service Commissioned Corps, and to place on the uniform.”

Levine’s new appointment comes shortly after a group of Democratic senators led by Sen. Chris Murphy (D-Conn.) sent her a letter dated Sept. 30 calling on her and Miriam Delphin-Rittmon, assistant secretary for mental health and substance use, to issue new guidance for hospital or residential care on mental health needs of transgender people.

Asked about the letter, Levine said mental health issues are under the authority of Delphin-Rittmon and the two “will work together and we will respond.”

Specifically, the senators in the letter call on the Behavioral Health Coordinating Council, or BHCC, and experts in the field of adolescent trans care to offer guidance on best practices for inpatient mental health care among these youth.

Asked what the response will look like, Levine said, “We’re going to work on that.”

“We will be looking at what they’re asking for and the requirements, and we’ll talk with them and the stakeholders and we’ll look to issue appropriate guidance,” Levine said.

Continue Reading

Local

Biden endorses Roem for re-election

Former journalist is first out trans person in any state legislature

Published

on

Virginia state Del. Danica Roem (D-Manassas) speaks to supporters following her re-election on Nov. 5, 2019. President Biden has endorsed her for re-election. (Washington Blade photo by Michael Key)

President Biden on Tuesday endorsed Virginia state Del. Danica Roem (D-Manassas) for re-election.

Speaker Eileen Filler-Corn (D-Fairfax County) is among the other Democratic members of the Virginia House of Delegates who Biden backed. Biden in his tweet also stressed his support of Terry McAuliffe, who is running against Republican Glenn Youngkin to succeed Democratic Gov. Ralph Northam.

“Building back better starts in the states,” tweeted Biden. “Since flipping the legislature in 2019, Virginia Democrats have been a model of progress—including helping us vaccinate folks to beat the pandemic. To keep our progress, we must elect Terry McAuliffe and Democrats up and down the ballot.”

Roem, a former journalist, in 2018 became the first openly transgender person seated in any state legislature in the U.S.

Biden called Roem on the night she defeated then-state Del. Bob Marshall and congratulated her. A Washington Post picture that showed Roem crying moments later went viral.

The Manassas Democrat who represents the 13th District in 2019 easily won re-election. Christopher Stone, the Republican who is running against Roem in this cycle, opposes marriage and adoption rights for same-sex couples.

Continue Reading

En Espanol

Cómo las empresas impulsan la inclusión e inserción laboral LGBTQ

Uno de cada 20 jóvenes de la comunidad tiene su negocio propio

Published

on

Walmart, gay news, Washington Blade
(Foto cortesia de Flickr)

Reportar sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta nota salió en su sitio web el 15 de octubre.

CIUDAD DE GUATEMALA — Apenas el 5 por ciento de los jóvenes LGBTIQ+, es decir uno de cada 20, tiene negocio propio. Esa es una de las cifras reveladas en el webinar “Empresas y derechos humanos: perspectiva LGBT”, que se desarrolló durante la IV Semana de Empresas y Derechos Humanos.

El taller se llevó a cabo con apoyo de la organización diversa Visibles, la embajada del Reino Unido en Guatemala, Walmart México y Caricam. En la actividad se abordaron los retos que las empresas afrontan de cara a la inclusión.

El tema se remonta a 10 o 20 años, en los que han surgido empresas con un enfoque de recursos humanos y políticas de no discriminación que incluyen orientación sexual e identidad de género.

Estas organizaciones ofrecen prestaciones y licencia de paternidad, además igualan el tiempo que se da a padres del mismo sexo, ofrecen seguros médicos que incluyen necesidades de personas transgénero y redes LGBTIQ+.

Por otra parte, empiezan a llevar a cabo eventos por el mes del orgullo LGBTIQ+.

Una campaña multinacional

La Human Rights Campaign se ha lanzado en Brasil, Argentina, México, Chile y Estados Unidos, país donde nació. En el caso de las iniciativas multiactor, algunas de estas empresas están empezando a abrirse a otras empresas y tratan de ofrecer algún tipo de apoyo.

Muchas compañías ven el acrónimo LGBT como si se tratase de un grupo homogéneo.
Es decir, ven a las poblaciones diversas sin distinguir entre personas gays, lesbianas, transexuales, transgénero e intersexuales, no separan la orientación sexual de la identidad de género.

Estas empresas tampoco distinguen las experiencias de las personas dentro del acrónimo y hacen una sola campaña, como si se tratara de todas las personas por igual.

Esto es muy importante porque estamos en una semana de empresa y derechos humanos. Se trata del punto de entrada en la discusión, no el punto de entrada de riesgo.

“Esta investigación aborda la violencia para la población joven, de 18 a 23 años”, explicó el Investigador de la Asociación Visibles de Guatemala, Gabriel Duarte. “Fue un proyecto regional que se llevó a cabo en Guatemala, El Salvador y Honduras. En Guatemala, el proyecto se realizó de 2019 a 2020 con enfoque, investigación y acción participativa. Entrevistamos a 30 jóvenes de la diversidad sexual y de género”.

Solo uno de cada 20 jóvenes es empresario

En 2020, más del 40 por ciento de los jóvenes LGBTIQ+ de 15 a 29 años tuvieron su primera experiencia en el mundo laboral como asalariados y menos del 5 por ciento (uno de cada 20) tuvieron negocio propio, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Estado hondureño tiene debilidades que afectan a la población joven LGBTIQ+. Una de ellas es que el artículo 14 del Código de Trabajo prohíbe la discriminación por diversos motivos, pero nunca aborda la orientación sexual o género.

En cuanto a las discriminaciones contra la comunidad LGBTIQ que pueden llevar procesos legales, no hay ninguna tipificación de delito.

“Uno de los obstáculos del diseño de políticas públicas es no contar con estadísticas oficiales que muestren qué porcentaje de la población se autoidentifica como LGBTIQ+”, enfatizó Duarte.

Menos acceso a educación igual a menos oportunidades

Según Gabriel Duarte, la falta de acceso a educación de calidad impacta directamente en el tipo de empleo y la remuneración económica.

“Muchas personas LGBTIQ+ que entrevistamos en esta investigación describían de que al salir del clóset tuvieron que abandonar su hogar porque su familia no los había aceptado”, dijo Duarte.

Esta primera ponencia resalta la necesidad de cerrar brechas de acceso a oportunidades de educación.

También propone tener políticas de inclusión y de prevención de la discriminación dentro de los lugares de trabajo, ya que muchas personas mencionaron que no sufrían necesariamente violencia física, sino psicológica dentro de estos espacios laborales.

Duarte resaltó que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas recomendó asegurarse de que no haya discriminación en el acceso a los servicios básicos, incluso en el contexto del empleo y de la atención de la salud, y ofrecer educación y capacitación para prevenir la discriminación y estigmatización de las personas LGBTIQ+.

El caso de Walmart

“Cambiar la mentalidad no solo de nuestros asociados, sino también del contexto guatemalteco», dijo la representante de Walmart, Ana Valeria.

Agregó que es necesario dejar de creer que es posible llamar “pobrecita” a una persona con discapacidad.

Según Valeria, Walmart les ha dado valor a estas personas de aportar su talento y habilidades al desarrollo de las unidades de trabajo.

“Walmart en Guatemala cuenta con 367 asociados y asociadas con discapacidad que día a día muestran la pasión y el compromiso de seguir trabajando y aportando en cada una de nuestras metas”, dijo la representante de la multinacional.

Un carnet para identificar el género

Walmart enfrenta los retos sociales y culturales de las regiones de Guatemala, agregó Valeria, “garantizamos entornos laborales seguros y diversos. Comunicamos de forma abierta y clara nuestra postura como compañía hacia la inclusión y el apoyo a la Comunidad LGTB. Tuvimos resultados que se transformaron en un gran reto y opiniones diversas de los sectores de Guatemala”.

Walmart ha avanzado en la integración del talento diverso, según Valeria. “Quienes forman parte de la comunidad LGTB pueden ahora identificarse con un gafete de Walmart. Creemos que estos asociados tienen la libertad de ser ellos mismos y elegir al momento de utilizar esta identificación. Pueden portar el nombre que les permita ser ellos mismos y expresarse con sus características únicas dentro de cada una de nuestras tiendas”.

La compañía con sede en Arkansas, Estados Unidos, da también paquetes de beneficios en igualdad de condiciones para sus asociados, dijo Valeria.

Walmart “no limita las oportunidades de carrera, ascensos, información e igualdad de condiciones para sus asociados”.

La compañía, considerada “el empleador más privado más grande del mundo” tiene, según su representante, “la responsabilidad de impactar positivamente en las sociedades y comunidades donde operamos”.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @washblade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular