October 6, 2020 at 2:52 pm EDT | by Ernesto Valle
Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador busca dar refugio a personas LGBTQ
Iglesia San Rafael Arcángel en Santa Ana, El Salvador (Foto por Iglesia San Rafael Arcángel)

SANTA ANA, El Salvador La Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador (IAES) siempre se ha caracterizado por ser una iglesia inclusiva y de puertas abiertas, desde la creación del Ministerio de Diversidad Sexual en el año 2009, el cual es una pastoral que reúne tanto a personas LGBTQ como también aliados de la misma comunidad, volviéndose un espacio en el que todas y todos pueden vivir su fe, libres de discriminación. Ahora la IAES comienza una nueva Pastoral de la Solidaridad en Santa Ana, llamada Comunidad Santa Marta, la cual tiene como objetivo brindar refugio, acompañamiento personal y pastoral, a personas LGBTQ que han sido expulsadas de sus hogares o se han visto forzadas a realizar migración interna.

En su experiencia pastoral, la IAES ha conocido las realidades que enfrentan las personas LGBTQ, que por motivo de su orientación sexual, identidad y expresión de género son discriminadas en todos los ámbitos de su vida, dando inicio a una cadena de exclusión desde sus hogares y afectando su desarrollo pleno. Es así como desde la oficina diocesana Dignidad y Justicia, crean este proyecto; pues dicha oficina tiene como objetivo principal, generar condiciones de prevención de la exclusión social, para el acceso a los derechos humanos, disminuyendo la violencia social y migración de las familias en la creación de comunidades de fe con tejido social.

“Trabajar en un proyecto como ‘Santa Marta o Pastoral de solidaridad’, es responder a las necesidades humanas, especialmente cuando hay tanta injusticia, pobreza y desigualdad”, expresó al Washington Blade el obispo de la IAES, Rvdmo. Juan David Alvarado.

“Queremos dar una respuesta a las personas LGBT que han sido expulsadas de sus hogares o que se encuentran en peligro, ofreciéndoles un espacio temporal, mientras ellas buscan solución o desarrollan un plan de respuesta personal”, agrega el obispo. “El nombre de Comunidad Santa Marta es recordar en el Evangelio cuando Jesús va en camino y llega a la casa de Marta y María, hermanas y amigas de Jesús, quienes dan acogida y acompañamiento”.

La IAES tiene muchas expectativas de este proyecto, pues siempre se han mostrado aliados de la sociedad civil y en sobre todo de las poblaciones históricamente excluidas y vulnerables, el coordinador de la oficina de Dignidad y Justicia dentro de la IAES, Edwin Guardado, expresa que la “ilusión” con este proyecto es que la iglesia sea un modelo de atención y acompañamiento pastoral en el tema de refugios a personas LGBTQ en condiciones de vulneración de derechos humanos.

“El que la Iglesia cuente con la experiencia del Ministerio de Diversidad Sexual, es clave para el impulso de la Comunidad de acogida Santa Marta, que estará ubicada en el departamento de Santa Ana, en la Iglesia San Rafael Arcángel, en donde el Rvdo. Germán López es su rector”, menciona al Blade Guardado.  

“La IAES, al acoger en su misión pastoral, el trabajo con población LGBTI, no solo cumple con el básico de nuestras sociedades contemporáneas que es no discriminar, sino cumple con el mandato de nuestro señor Jesucristo”, expresó Guardado.

Se pretende que en este refugio, las personas se resguarden en las instalaciones hasta un máximo de 15 días, en los cuales se establecerá una rutina de vida para ellas y ellos, se les proveerá de alimentación y servicios básicos durante ese tiempo. Recibirán el apoyo necesario para la búsqueda de reinstalación con sus redes de apoyo social o familiar.

“Se espera a mediano plazo, con el seguimiento que se le pueda dar, poder apoyarles ya sea a terminar estudios con alguna modalidad flexible del Ministerio de Educación, también a desarrollar habilidad en términos de emprendimiento en alianzas con diferentes instituciones u organizaciones LGBTI”, declaró al Blade Cruz Torres, coordinador del Ministerio de Diversidad Sexual de la IAES.

Torres agrega que esperan que el Ministerio de Diversidad Sexual abra un capítulo con las personas que reciban en la Comunidad Santa Marta y ayudar también con el acompañamiento pastoral de las mismas.  

La IAES en una alianza con Cristosal, organización para la defensa de los derechos humanos, buscará la transferencia de conocimientos y experiencia en el tema de protocolos de atención psicosocial, jurídica, protocolos sobre estudio de casos, esto con el fin de capacitar al grupo diocesano que estará a cargo de las gestiones y planificaciones para la ejecución de la pastoral.

Con este proyecto la IAES deja de manifiesto el cumplimiento de su misión.

“No comprendo a las iglesias que se llaman cristianas, con una posición muy cerrada sobre el tema de la población LGBTI, porque el Evangelio de Jesús nos invita a anunciar la buena nueva, que es la instauración del Reino de Jesús y ese Reino es justicia, paz, amor y verdad”, expresó Alvarado. “En otras palabras el Evangelio es construir una humanidad más justa, con equidad, donde los valores nos lleven a una paz integral”.

Finalmente, Alvarado externa que las iglesias que condenan a las personas LGBTQ no están construyendo el Reino de Dios, “posiblemente están construyendo su propio reino”. Por lo que hace un llamado a que todas y todos deben formarse o educarse en el tema, para comenzar a fomentar el amor en lugar del odio.

Ernesto Valle is a journalist and activist in San Salvador, El Salvador, who covers LGBT issues.

© Copyright Brown, Naff, Pitts Omnimedia, Inc. 2020. All rights reserved.