August 1, 2019 at 11:36 am EDT | by Maykel González Vivero
Activistas LGBTI+ protestan en Cuba por una caricatura que alude al ‘clóset’
Caricatura criticada por activistas LGBTI+, a la derecha. (Foto de Yadiel Cepero Madruga por Tremenda Nota)

Nota del editor: Tremenda Nota es el medio socio del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 31 de julio.

LA HABANA — El activista Yadiel Cepero Madruga dirigió una carta este miércoles al periódico Girón, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Matanzas, al occidente de Cuba, para protestar por la publicación de una caricatura que alude, en su opinión, al colectivo LGBTI+.

En la carta, dirigida a la directora de la publicación, Cepero manifiesta su “desacuerdo” con la ilustración reproducida en el edición del semanario correspondiente a este 25 de julio de 2019, la víspera de la celebración del 26 de julio, una fiesta nacional que conmemora el asalto de dos cuarteles al oriente del país por parte de Fidel Castro y sus seguidores en 1953.

En la caricatura señalada por el activista, un hombre le dice a otro: “¿Cuánto le pagaría el imperio a Luis Almagro para que saliera del clóset?”

La ilustración está firmada por Manuel Hernández Valdés, un veterano dibujante que ha trabajado para publicaciones oficiales como Granma y Juventud Rebelde, y últimamente entrega una caricatura semanal al periódico Girón.

Alude al político uruguayo Luis Almagro Lemes, secretario general de la Organización de Estados Americanos desde 2015 y antiguo Ministro de Relaciones Exteriores de su país durante el gobierno de José Mujica.

Almagro mantiene una posición crítica con respecto a las violaciones de derechos humanos en Cuba y ha apoyado en numerosas ocasiones a políticos opositores y activistas por los derechos civiles en la Isla.

“Me parece poco ético relacionar la ‘salida del clóset’ de una persona con su accionar político”, dice la carta de Cepero.

“Si bien el término ‘salir del clóset’ puede ser utilizado, en sentido general, para referirse a la declaración de algún aspecto de la vida que hasta ese día se tenía escondido, la caricatura de Manuel no precisa a qué se refiere, dejando abierta todas las interpretaciones posibles, incluida la que alude a la orientación sexual de la persona”, añade el activista.

En un post publicado en su cuenta de Facebook con la etiqueta #NoSoyTuChiste, Cepero había señalado, pocos días antes de presentar su queja formal a la dirección del periódico, que “la salida del clóset es un proceso difícil para buena parte de la ciudadanía LGBTIQ+, no debería ser utilizado para desacreditar a un adversario político”.

Entre las primeras reacciones a la denuncia estuvo la del bloguero y activista Francisco Rodríguez Cruz, reportero de otro medio oficial y afín a las posiciones del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) que dirige Mariela Castro.

Rodríguez Cruz recomendó a Cepero que se quejara ante el periódico Girón, como hizo finalmente. “Creo que valdría la pena, la homofobia, por ser un fenómeno cultural y estar naturalizada, se cuela en cualquier parte, y hay que denunciar y educar a la vez…”, manifestó el autor del conocido blog Paquito el de Cuba.

Manuel Vázquez Seijido, subdirector de Cenesex y colaborador principal de Mariela Castro, consideró “desacertada” la caricatura y llamó también a presentar una “queja formal”. El abogado añadió que Cenesex hará “las gestiones que corresponden”.

Teresa de Jesús Fernández, conocida activista lesbiana que también ha trabajado con Cenesex, consideró que se trata de “un comentario irrespetuoso para quienes hemos tenido que vivir la experiencia de “salir del clóset” infinitas veces en nuestras vidas”.

“Descalificar a las personas por su orientación sexual es una práctica que debería prohibirse en medios de prensa”, consideró Fernández.

Manuel Hernández Valdés, el autor de la polémica caricatura, recibió el Premio Nacional de Periodismo José Martí en 2001, el mismo año en que apareció un editorial firmado por el director del semanario oficial Tribuna de La Habana, donde se atacaba a personas gais, travestis y trans.

La carta entregada por Cepero a la dirección del semanario Girón declara, por último, que la caricatura es “ofensiva” y “va en contra del principio de igualdad y no discriminación establecido en el artículo 42 de la Constitución de la República”.

La Carta Magna aprobada en diciembre pasado por la Asamblea Nacional del Poder Popular y refrendada por la ciudadanía este febrero, prohíbe la discriminación por orientación sexual e identidad de género. No obstante, una parte de la comunidad LGBTI+ no quedó satisfecha con la redacción definitiva del artículo relativo al matrimonio, que optó por una definición técnica en lugar de la propuesta original de definirlo como “la unión de dos personas”.

© Copyright Brown, Naff, Pitts Omnimedia, Inc. 2019. All rights reserved.